lunes, 26 de noviembre de 2012

Mandatorio


Muchos desaprensivos, tan pronto encuentran un vocablo parecido al español como “mandatory” (/'mændətərɪ/), siguen el movimiento natural de su pensamiento (una tosca lógica aplastante: de “mandar”, “mandatorio”) y lo traducen por “mandatorio” en lugar de “obligatorio”, “preceptivo” o “forzoso”. Además, como se parece a “mandatario” (“leader” /'lɪ:də(r)/ en inglés), algunos terminan confundiendo ambos términos.
Ya puestos, en la visita de Madrileños por el mundo a Las Vegas, uno de los participantes va más allá y se atreve no solo con el adjetivo, sino también con el adverbio “mandatoriamente”.

No hay comentarios: