martes, 23 de octubre de 2012

Debajo de la escalera


Como consecuencia del fin de la cultura del esfuerzo o, como bien explica D. David Jiménez, “el triunfo de los mediocres”, nos vemos abocados a sufrir engendros como el espanglish y todo tipo de traducciones ridículas, esperpénticas y confusas fruto de traductores automáticos o, lo que es peor, de traductores humanos cuyos cerebros se han vuelto irracionales y funcionan al son de algoritmos y combinaciones binarias cual Johnny Mnemonic con sistema operativo Google. Así, nos encontramos salvajadas como esta encontrada en una pantalla de un aeropuerto de California, donde podía leerse en inglés y en español: «Quieren al Sr. Sanchez debajo de la escalera», traducción atroz de «Mr. Sanchez you are needed downstairs» donde, amén de la necesidad de una coma en la versión inglesa (se conoce que por allí también sufren ataques de austeridad), se hacen un lío con la pasiva y con la traducción de “need” y, para rematar, crean confusión traduciendo “downstairs” literalmente por “debajo de la escalera”, cuando la solución habría sido tan simple como «Se ruega al Sr. Sánchez se dirija a la planta baja», o algo por el estilo.

No hay comentarios: