martes, 25 de septiembre de 2012

“Rescate de la banca”, no “rescate a la banca”



Con la palabra “rescate”, aquello que se recupera o se libera de un peligro o daño se introduce con la preposición “de” y no “a”, por lo que se recomienda hablar de “rescate de la banca” en lugar de “rescate a la banca”.
En las noticias sobre las ayudas de la Unión Europea a los bancos españoles no es raro ver el uso de la preposición “a”, como en los siguientes ejemplos: «El Eurogrupo supedita el “rescate a la banca” al compromiso de España con el déficit» o «El “rescate a los bancos” se coloca como tema de moda en Twitter».
Aunque con el verbo “rescatar” se usa la preposición “a”, con el sustantivo “rescate” lo apropiado es emplear “de” (“rescate de la banca”), tal como se señala en el Diccionario de uso de las preposiciones españolas, de Emile Slager.
Así, de igual modo que se habla, por ejemplo, del rescate de unos mineros o de un submarino, lo apropiado en los ejemplos anteriores habría sido “rescate de la banca” y “rescate de los bancos”.

No hay comentarios: