martes, 18 de septiembre de 2012

Guagua


Además de las acepciones andinas ‘niño de pecho’ y ‘pan dulce con forma de niño’, así como la locución adverbial coloquial “de guagua” (‘de balde’), el uso más conocido en nuestro país de esta palabra es el proveniente de Canarias, Cuba, República Dominicana y Puerto Rico, donde lo utilizan para designar al ‘vehículo automotor que presta servicio urbano o interurbano en un itinerario fijo’, es decir, el “autobús”, “ómnibus”, o “jardinera” en el caso canario. La etimología es discutida, asegurando muchos autores que es una deformación del inglés “wagon” /'wægən/ (“carro”, “carreta”, “vagón”), aunque parece más probable que derive de la marca registrada “Wa & Wa Co. Inc.” (Washington, Walton and company incorporated), una compañía norteamericana que exportó autobuses a las tres islas antillanas, para después ser exportado a las Canarias merced a los movimientos migratorios.

5 comentarios:

Carlos Saoco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El último que apague la luz dijo...

Estimado Sr. Saoco:

Muchas gracias por su comentario. No obstante, le recomendaría que leyera bien el texto, ya que en ningún momento califico la palabra «guagua» como una aberración.

Puestos a citar a Álex Grijelmo, recordemos estas palabras: «Nuestra cultura no es inferior a ninguna; no tenemos por qué llenarnos de anglicismos que refuerzan ese sentimiento de inferioridad al que somos tan propensos; sentirse superior a otro no le hace a uno superior. Pero en el momento en que alguien se siente inferior a otro, empieza a ser realmente inferior.»

Carlos Saoco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El último que apague la luz dijo...

Estimado Sr. Saoco:

La división en dos párrafos de mi comentario anterior no fue para nada arbitraria, como tampoco lo fue la apertura del segundo (sobre Álex Grijelmo) dando a entender que nada tenía que ver con el primero (sobre la palabra «guagua»).

De tal manera, ni entiendo ni comparto su pretensión sobre un posible insulto, que no existe en mis palabras ni de forma directa (como sería el caso de sus palabras «descalabro emocional») ni de forma indirecta.

Unknown dijo...

Este blog sí que es una aberración.