martes, 19 de junio de 2012

“Tras” indica posterioridad, no simultaneidad



La preposición “tras” siempre implica posterioridad, ya sea en el espacio o en el tiempo, como en «”tras” la puerta está la escoba» o «”tras” la tempestad viene la calma»: es decir, después de una cosa está o sucede otra.
Sin embargo, en algunos medios se emplea impropiamente con un sentido de simultaneidad, como cuando se dice «el motorista sufrió diversas heridas “tras” chocar con un poste», pese a que las heridas se produjeran en el momento del accidente, no después.
Lo adecuado en este caso habría sido decir que el motorista sufrió lesiones «”al” chocar contra un poste», «”a causa del” choque contra un poste» u otra construcción parecida.

No hay comentarios: