martes, 14 de febrero de 2012

“Proclive” significa ‘propenso’, no ‘apropiado’


El adjetivo “proclive”, que se acompaña de la preposición “a”, significa ‘propenso o con inclinación a algo’, como cuando se dice de alguien que «es “proclive” a engordar» o que «es “proclive” a exagerar».
Sin embargo, resulta frecuente encontrarlo empleado con otros significados, como ‘adecuado’, ‘oportuno’, ‘apropiado’ o ‘frecuente’: «Es un momento “proclive” para comprar buenos valores», «El verano es la época más “proclive” para realizar ejercicio físico», «La etapa ciclista de hoy es “proclive” a los escaladores», «Estas temperaturas son más “proclives” en la sierra».
Si se sustituye “proclive” por sus equivalentes “propenso” o “inclinado”, se advierte que esas frases no tienen sentido. Hubiera sido preferible decir, por ejemplo, «Es un momento “oportuno” para comprar buenos valores», «El verano es la época más “adecuada” para realizar ejercicio físico», «La etapa ciclista de hoy es “apropiada” para los escaladores», «Estas temperaturas son más “frecuentes” en la sierra».
Además, aquello a lo que se propende va introducido por la preposición “a”, no por las preposiciones “para” o “en”: lo adecuado es decir «Se trata de un equipo “proclive a” jugar a la defensiva», no «“proclive para” jugar a la defensiva» ni «“proclive en” jugar a la defensiva».

No hay comentarios: