miércoles, 29 de febrero de 2012

Decrimento


Extraño calco del inglés “decrease” /'dɪ:krɪ:s/ (“decremento”, “disminución”, “reducción”, “descenso”, “recorte”, “merma”), bastante común entre economistas y demás fauna, que también se confunde con “detrimento” (‘destrucción leve o parcial’, ‘pérdida, quebranto de la salud o de los intereses’, ‘daño moral’), cambiando por “en decrimento de” la expresión “en detrimento de”, ya de por sí mal utilizada con relativa frecuencia como ya nos alertara D. Fernando Lázaro Carreter en sus dardos en la palabra: «En los medios de comunicación se suele confundir “en detrimento” por “en sustitución de” o “en vez de”. Es muy usual “hoy juega Morientes en detrimento de Anelka” o “proponer algunas medidas en detrimento de la conflictividad”. El detrimento, es claro, supone ‘perjuicio’, pero ¿se puede causar perjuicio a algo tan indeseable como es la conflictividad? No se sorprenda si el médico le receta un antibiótico “en detrimento de sus bacterias”; ni si a un menesteroso le toca la lotería “en detrimento de su pobreza”».

2 comentarios:

santimartinez dijo...

Qué mal suena macho. Entre economistas no lo sé, entre financieros no se usa -hasta donde yo he visto- y si lo hacen, es en la acepción de "pérdida de valor" de intereses o del valor de un activo.
Saludos

Aspely dijo...

Agradecida por la aclaratoria.
Pd: sientete libre de corregir mis agradecimientos...