martes, 24 de enero de 2012

Conmutar


Falso amigo del inglés “commute” /kə'mjʊ:t/ (‘trasladarse o desplazarse a diario al lugar de trabajo’, ‘viajar a diario entre el lugar de residencia y el de trabajo’), ya que en castellano este verbo no comparte dicha acepción con el inglés, si bien sí que comparte otras como ‘cambiar una cosa por otra’, ‘sustituir penas o castigos impuestos por otros menos graves’, ‘sustituir obligaciones o trabajos compensándolos con otros más leves’, ‘dar validez en un centro, carrera o país, a estudios aprobados en otro’, ‘comprar, vender o cambiar comercialmente algo’ o ‘cambiar el destino de una señal o corriente eléctrica’, que se traducirían al inglés por “commute”.
La idolatría a la lengua del Imperio provoca este tipo de confusiones, además de las consabidas erratas (perdón, errores de tipeo) como este “conmuting” que encontramos en un artículo de El País sobre el “teletrabajo” o “trabajo a distancia”, que también hay quien gusta de llamarlo por su versión inglesa “telecommuting” (/'telikə'mju:tɪŋ/). Otros prefieren crear confusión traduciendo “telecabin” /'teli'kæbɪn/ (‘construcción equipada con todos los instrumentos para el teletrabajo’) por “telecabaña” en lugar de “telecabina”.

No hay comentarios: