jueves, 19 de enero de 2012

“Causar”, no “dejar”


Cada vez es más abusivo el uso del verbo “dejar” con el sentido de “causar” (referido a efectos negativos). Es muy frecuente encontrar en las noticias formulaciones como «La explosión de Manhattan deja 16 heridos»; «El incendio ha dejado daños de importancia», o «Este es el departamento boliviano más castigado por las inundaciones que dejó la presente temporada del Niño».
El Diccionario académico no recoge ninguna acepción de “dejar” que se acomode a estos ejemplos; otros diccionarios ofrecen definiciones que se aproximan más, como ‘producir [una persona o cosa] un efecto sobre algo como resultado de su presencia, paso o acción’. En cualquier caso, el empleo abusivo de “dejar” con este sentido está desplazando el uso de verbos más apropiados, como “causar”, “producir”, “ocasionar”, “acarrear”, “provocar”, “originar”, “motivar”… o la expresión “dar lugar a”: «La explosión de Manhattan causó 16 heridos»; «El incendio ha producido daños de importancia», o «Este es el departamento boliviano más castigado por las inundaciones que ha ocasionado la presente temporada del Niño».

No hay comentarios: