miércoles, 24 de agosto de 2011

“Cesar” no es sinónimo de “destituir”



Una persona puede cesar en su empleo o cargo, pero no ser cesado.
En las noticias sobre despidos de personas de sus puestos de trabajo es frecuente encontrar frases como «El PSOE aplaude la rectificación de Aguirre al cesar a Neira», «El Necaxa cesó a Omar Arellano de la dirección técnica» o «Los profesores se manifiestan por los 16.000 trabajadores que fueron cesados en el 2010».
Estos usos son inapropiados, porque el verbo “cesar” es intransitivo y significa ‘dejar de desempeñar algún empleo o cargo’; es decir, que es el trabajador quien cesa, bien porque lo despiden, bien porque él decide poner fin a la relación laboral.
Se recomienda, pues, evitar este uso incorrecto del verbo “cesar” con el sentido de ‘hacer que alguien abandone su puesto’, y emplear para ello otros verbos más adecuados, como, según el caso, “destituir”, “relevar”, “deponer” o “despedir”.

No hay comentarios: