lunes, 16 de mayo de 2011

Dauntán



Adaptación gráfica del inglés “downtown” (/ˈdaʊnˈtaʊn/), término forjado en la ciudad de Nueva York en la década de 1830 para designar la zona antigua de la ciudad, ubicada en el extremo sur de la isla de Manhattan, en contraposición a los nuevos barrios que iban apareciendo hacia el norte de la isla. Más adelante ha ido surgiendo toda una variedad de diferentes acepciones metafóricas y jergales para referirse a la comisaría de policía, sexo oral, heroína (por oposición a “uptown” /ˈʌpˈtaʊn/, que sería cocaína), canastas más allá de la línea de tres puntos en baloncesto, etc.
Es cuando menos curiosa la coincidencia entre la expresión española “bajar al centro” (aunque a veces de hecho se suba o el recorrido transcurra por una llanura, o incluso ni siquiera sea el centro geográfico, sino el “casco viejo” o la “zona comercial”) y la anglosajona “go downtown”, con la salvedad de que “centro” no tiene exactamente el mismo significado que “downtown”, principalmente debido al hecho de que las ciudades inglesas, estadounidenses, etc. no están estructuradas de la misma manera que las españolas o americanas (aunque en algunos países como México cada vez imitan más esa disposición geográfica). Así, la traducción más correcta de “downtown” sería “distrito financiero”; en el caso de Manhattan, el verdadero “centro” no sería el “downtown”, sino el “midtown” (/ˈmɪdˌtaʊn/).
La confusión se vuelve aún mayor si entra en escena el espanglish, cuyos hablantes (o “rebuznantes”) se han inventado la expresión “ir debajo de la ciudad” (también “ir a la citi”), aunque al fin y al cabo es allí, a las cloacas, donde se podría enviar a todos los que se empeñen en hacer que tanto Shakespeare como Cervantes se remuevan en sus tumbas.

2 comentarios:

"S" de Santi dijo...

A mi me parece una variante del "subir arriba" y "bajar abajo", más que otra cosa.

El último que apague la luz dijo...

Eso ya entra en el capítulo de "perogrulladas y redundancias", y no me veo capacitado para discutir sobre ese campo del conocimiento con una eminencia como tú, je, je.