viernes, 8 de abril de 2011

Cuerpo



Bien por influencia de la voz inglesa “corpse” /kɔ:ps/ (“cadáver”), bien por nuestra afición a los eufemismos (al igual que el uso de “desaparecido” en vez de “muerto” o “fallecido”), la palabra “cuerpo” está desplazando a otra de significado mucho más preciso: “cadáver”, con un abuso cada vez mayor de aquel término en lugar de éste. La definición de “cadáver” que da el DRAE es muy sencilla: ‘cuerpo muerto’. En cambio, el mismo diccionario define la palabra “cuerpo” con veintiuna acepciones, entre ellas (la decimotercera) la de “cadáver”. No parece, pues, lógico, que si el español posee una voz tan específica como “cadáver” para designar a un ‘cuerpo muerto’, en el lenguaje periodístico ésta sea desplazada por otra mucho más general y que no implica necesariamente la idea de “muerte”. A propósito de esta cuestión, también hay que tener en cuenta que la expresión “autopsia de un cadáver” es redundante, ya que el DRAE define “autopsia” como ‘examen anatómico de un cadáver’; por lo tanto, este término ya lleva implícito en su significado que solamente puede tratarse de un cadáver.

No hay comentarios: