lunes, 18 de octubre de 2010

Estor



Como ocurre con la mayoría de los calcos, se toma una palabra de otra lengua (este caso el francés “store” /stƆr/: “persiana”, “toldo”) y se traslada a nuestra propia lengua cambiándole totalmente el significado (“cortina”; del tipo que consta de una sola pieza que se recoge verticalmente).
Pero está visto que en el mundo de los calcos, neologismos y demás siempre podemos encontrar algo peor, como es el caso del palabro “estore”, tomado del inglés “store” /stɔ:(r)/ (“tienda”, “(gran) almacén”, “depósito”).

3 comentarios:

"S" de Santi dijo...

pues yo en casa tengo CORTINAS, (de tipo japonés por lo visto) que lo del estor me parece una maric....digo, cursilada.

El último que apague la luz dijo...

Apasionante documento de nuestro compañero Santiago, te mando inmediatamente a los reporteros de España Directo para el programa del próximo domingo. Bueno, te dejo que tengo también a Iker Jiménez al teléfono deseoso de visitar tu morada (a propósito: psicofonías, paredes sangrantes, vórtices a otras dimensiones y demás no gastáis, ¿no?)

"S" de Santi dijo...

Espera a que me eche la siesta en el sofá y ya verás lo que son cacofonías, je,je