martes, 5 de octubre de 2010

Encumbrar


La diferencia de tiempo entre buscar la traducción de una palabra o inventarnos lo que nos venga en gana es de unos segundos, muy pocos si utilizamos uno de los múltiples diccionarios disponibles en Internet. Esto es algo que no tuvo en cuenta Francesc Miralles, autor del artículo “Vacaciones en casa” publicado en El País Semanal el 25 de julio de 2010. Al encontrarse con la palabra “encumbered”, participio del verbo “to encumber” /ɪn'kʌmbə(r)/ (“cargar”, “estorbar”, “llenar de”) en la traducción de un extracto del libro de Gil Friedman Cómo Llegar a ser Totalmente Infeliz y Desdichado, nos regala la frase “su vida llegará a estar tan ‘encumbrada’ de actividades que las veinticuatro horas del día no le bastarán”. “Cargada” y “llena de”, entre muchas otras, habrían sido soluciones fáciles y coherentes, ¡pero para qué molestarse en intentar escribir bien!

No hay comentarios: