viernes, 30 de abril de 2010

E-book / E-reader (/ˈiːbʊk/ /iːˈriːdər/)



Nuevas palabras para nuevos conceptos, aunque en este caso francamente innecesarias. En el caso de “e-reader”, nos referimos al continente o soporte, al que podemos perfectamente denominar “lector electrónico”, “lector de libros electrónicos”, “dispositivo electrónico de lectura” o “portalibros”. Con “e-book” nos referimos a la obra en sí, es decir, al contenido, luego estamos hablando de la versión electrónica digital de un libro o “libro electrónico”, que sería la única traducción que puede resultar confusa, ya que la palabra “libro” designa tanto al continente (‘conjunto de muchas hojas de papel u otro material semejante que, encuadernadas, forman un volumen’) como al contenido (‘obra científica, literaria o de cualquier otra índole con extensión suficiente para formar volumen, que puede aparecer impresa o en otro soporte’). En el caso de los “lectores electrónicos”, también ha aparecido el término “e-ink” /ˈiːɪŋk/ (“tinta electrónica” o “papel electrónico”): pantallas que, al no emitir luz, hacen la lectura mucho más cómoda y menos fatigosa.

No hay comentarios: