miércoles, 21 de abril de 2010

¿A dónde corrió el programa?

Los buenos amigos recomiendan buenas computadoras, pero los “falsos amigos” recomiendan falsas palabras. El uso de los ordenadores se ha extendido por el mundo, y con ellos viajan términos engañosos: se los llama “falsos amigos” (del francés "faux amis"). Son palabras de idiomas distintos, pero que se escriben de manera parecida; por esto “engañan”.


Por ejemplo, en español suele nombrarse ‘Valle del Silicón’ a una zona de California donde se concentran empresas informáticas. Error: ‘Silicon Valley’ está mal traducido pues ‘silicon’ (en inglés) equivale a nuestro ‘silicio’ (un elemento químico). ‘Silicon’ no existe en castellano; ‘silicona’ sí, y es un producto sintético de diversos usos.

‘Removable disk’ es otra “falsa amistad”. Realmente equivale a ‘disco retirable, extraíble’. En español, ‘remover’ no significa ‘sacar’, sino mover algo de un lado a otro o agitar un líquido o las conciencias.

Otro mal amigo trata de ‘salvar’ cuando proviene de ‘to save’. En informática, este verbo inglés equivale a ‘grabar, guardar’ un documento en la computadora (no es ‘salvar’).

‘Tutorial’ suena bien, pero carece de sentido en nuestro idioma. Las instrucciones de manejo deben traducirse por ‘curso (de aprendizaje)’. ‘Tutoría’ no nos sirve aquí pues es el trabajo de una autoridad (tutor) o una función legal relacionada con las herencias. El sufijo ‘-al’ no siempre se traduce al español (‘medical’ en inglés, ‘médico’ en español).

Dicen que el programa puede ‘correr’ (‘to run’): ¿a dónde? A ninguna parte. El programa no ‘corre’, sino ‘funciona, se instala, se ejecuta’.

Guardar un documento con una clave secreta y personal no es ‘encriptar’ (palabra inexistente), sino ‘cifrar’ (como en ‘código cifrado’). Nos engañó el inglés ‘to encrypt’. (‘Cripta’ es una habitación subterránea.)

¿Para qué decir ‘digitar’, “verbo” parecido a ‘to digitize’? Lo propio es ‘digitalizar’ (codificar con números una información). ‘Question’ no es nuestra ‘cuestión’ (asunto), sino ‘pregunta’. Ambas palabras tienen origen latino.

Se nos cuela otro amigo estafador: ‘inicializar’, por influjo de ‘to initialize’. En español es simplemente ‘iniciar’. ¿Qué hacemos con ‘tópico’? Mejor es traducirlo por ‘asunto’. En español, ‘tópico’ tiene mala fama: es ‘expresión trivial, vulgar’. (También es un ‘medicamento externo’.)

Otra invención falsaria es ‘deletear’, inventado de ‘to delete’. En castellano es ‘borrar, eliminar’. Su origen común es una palabra griega que significa ‘herir, matar’.

No perdamos la fe en los amigos, sino en las malas traducciones.

Víctor Hurtado Oviedo es lingüista peruano afincado en Costa Rica.

© American Airlines Nexos Magazine.

3 comentarios:

"S" de Santi dijo...

Ya pero, ¿cómo nos libramos de todos esos términos?
A mi ya me duele la cabeza de escuchar TODOS LOS DÍAS términos similares en la empresa, así que ya desisto. No los uso (o intento evitarlo), pero es imposible huir de ellos.
me da que va a ser casi imposible, dentro de unos años los tendrá que aceptar la RAE y a otra cosa mariposa.
Al tiempo...
Salutem

El último que apague la luz dijo...

Tal como está el patio, librarse de tanta basura requiere mucha concentración, compromiso y fuerza de voluntad.
Eso sí, cuando la RAE los acepta, como es el caso de varios de los que incluyo por aquí, lo hace porque no es sólo un diccionario normativo, sino también de uso.
Lechón, céntrate, que no haces más que comentar por aquí y todavía no veo nada de vuestra última visita a Galicia...

El último que apague la luz dijo...

En el caso de "cuestión", no tengo tan claro el argumento de este señor, ya que todos los diccionarios incluyen "duda", "cuestión", etc. como traducciones de "question". Además, el DRAE define "cuestión" como "pregunta que se hace con intención dialéctica para averiguar la verdad de algo", "asunto o materia", etc.