lunes, 26 de octubre de 2009

Customizado / Customización



En castellano no existe el verbo “customizar”, pero nos gusta tanto aparentar de nuestros conocimientos de inglés que preferimos calcar el verbo “customize” /'kʌstəmaɪz/ (“adaptar”, “personalizar”, “hacer a medida”), en vez de utilizar nuestras propias expresiones. Además, como se trata de un término muy popular en el mundo de la moda (además del de la informática y otros), muchos se han hecho un lío con “costume” /'kɒstju:m/ (“vestuario”, “traje”, “uniforme”, “disfraz”) y de la mezcla han salido los engendros “costumizar”, “costomizar” e incluso la nueva versión en inglés “costumize”, siguiendo un tortuoso camino de despropósitos: customize _ customizar _ costumizar _ costumize.
Lo mismo ocurre con “tunear” (o “tuning” e incluso “tunning”, que doblar las letras mola más), del inglés “tune” /tjʊ:n/ (“afinar”, “poner a punto”, “sintonizar”), palabra de la que se han apropiado unos personajillos con mucho dinero extra y aún más tiempo libre, el cual gastan “tuneando” sus coches o dándoles un “tunop” (“tune up”), es decir, añadiendo o cambiando accesorios para que tengan una apariencia más personal. En realidad ellos creen que los “tunean”, pero en todo caso los estarían “customizando” o “modificando”, ya que “tunear” en castellano significa ‘hacer vida de tuno’; por otra parte, la expresión anglosajona para ese tipo de afición es “pimping [out]” (/pɪmpɪɳ/), que significa “decorar” o “poner a punto” y que en algunos países hispanoamericanos han traducido como “pompear”.
Otro tipo de “tuneo” es el denominado “auto-tuned”, término que sirve para designar a aquellos cantantes que “maquillan” de manera digital su tono de voz para que suene perfecta en sus discos. La palabra es de reciente creación, por lo que hasta ahora no se le ha acuñado algún adjetivo idóneo para su correcta traducción.

No hay comentarios: