martes, 25 de agosto de 2009

Condominio



Uno más entre la infinidad de “falsos amigos” entre el inglés y en castellano. El latín “condominium” (‘dominio de una cosa en común por dos o más personas’) evolucionó de diferente manera en las zonas de habla hispana, donde mantuvo esa connotación de propiedad que pertenece de manera colectiva a un conjunto de personas, a diferencia de las zonas de habla inglesa, donde fue perdiendo esa connotación para verse sustituida por el concepto de “piso” o “apartamento”, no necesariamente en régimen de copropiedad ni propiedad horizontal. Así, lo que los británicos denominan “flat” /flæt/ (“piso”, “apartamento”), en los EE. UU. suele llamarse “condominium” /kɒndə'mɪnɪəm/ o, abreviado, “condo” /'kɒndəʊ/ (cuando se es el propietario) y “apartment” /ə'pɑ:(r)tmənt/ (en régimen de alquiler). De ahí que, debido a la gran influencia del inglés norteamericano en Hispanoamérica, sea cada vez más común el término “condominio” para referirse a pisos o apartamentos, sembrando la confusión entre los miembros de la RAE, que definen el anglicismo como ‘edificio poseído en régimen de propiedad horizontal’.

No hay comentarios: