jueves, 2 de julio de 2009

Chalé


Calco del francés “chalet” /ʃalƐ/, definido por el DRAE como un ‘edificio de una o pocas plantas, con jardín, destinado especialmente a vivienda unifamiliar’. Sin embargo, si nos remitimos al origen del término (chalet suizo), vemos que se refiere a un tipo de vivienda de madera, aunque con bases de piedra, tradicionalmente de tres plantas, característica de la región alpina y destinada tanto a vivienda como a establo, granero, taller, almacén, etc. Es decir, un significado bastante alejado de los bellísimos y estupendamente situados pareados y adobados (perdón, adosados) que han invadido nuestros espacios naturales estos últimos años.
Aunque todavía es frecuente, más en América que en España, el uso de la grafía original “chalet”, resulta preferible la forma adaptada, cuyo plural es “chalés”. La otra adaptación posible, “chalete”, no ha cuajado en el uso culto y se emplea solo en el habla coloquial, normalmente con intención humorística.

No hay comentarios: