jueves, 28 de mayo de 2009

Capturar


¡Por supuesto que existe esta palabra en castellano! Eso sí, limitándonos al uso que le hemos venido dando hasta hace poco (‘aprehender a alguien que es o se reputa delincuente, y no se entrega voluntariamente’; ‘aprehender, apoderarse de cualquier persona, animal o cosa que ofrezca resistencia’), no a la innecesaria e incorrecta traducción del inglés “capture” (/'kæptʃə(r)/) que, además de nuestros significados (“apresar”, “tomar”, “conquistar”, “acaparar”), también significa “captar” (algo con la cámara) o “reflejar” (la esencia de algo en una fotografía). De estos usos incorrectos provienen expresiones calcadas como “captura de pantalla” (de “screenshot”) o “captura de datos” (“toma de datos”).
Por otra parte, hay que tener en cuenta que los verbos “capturar” y “captar” no tienen el mismo significado, y por lo tanto no es adecuado usarlos como sinónimos. Según el DRAE, “captar” significa ‘percibir por medio de los sentidos o de la inteligencia, percatarse, comprender’, ‘recoger convenientemente las aguas de uno o más manantiales’, ‘recibir, recoger sonidos, imágenes, ondas, emisiones radiodifundidas’, ‘atraer a alguien, ganar la voluntad o el afecto de alguien’ y ‘atraer, conseguir, lograr benevolencia, estimación, atención, antipatía, etc’. Así, como explica la Fundéu, no resultarían adecuados algunos usos de “capturar” aparecidos en los medios de comunicación, como: «La serie logró “capturar” la atención y el cariño del público joven», «Los señuelos que usan las sectas para “capturar” adeptos». En ambos casos lo pertinente habría sido utilizar el verbo “captar”.

No hay comentarios: