jueves, 6 de octubre de 2016

Bomba de tiempo


Calco del inglés “time bomb” (/taɪmbɒm/), cuyos equivalentes en español son “bomba de relojería” o “bomba cronometrada”, muy común en el campo de la informática para designar las “bombas temporales”: virus programados para que se activen en un momento determinado, incluso en varios equipos al mismo tiempo (viernes 13, día de los Inocentes, etc.) Son parecidos a las “bombas lógicas” (de “logic bomb” /ˈlɒdʒɪkbɒm/), que permanecen ocultas hasta que se cumplan una serie de condiciones preprogramadas en el equipo infectado o que ejecutan una acción maliciosa no autorizada cuando el usuario realiza una acción determinada (enviar un correo electrónico, ejecutar un comando, abrir alguna aplicación, etc.), y a los “disparadores de base de datos” (de “database trigger” /ˈdeɪtəˌbeɪsˈtrɪɡə/), cadenas de código ocultas que, por ejemplo, comienzan a borrar archivos si detectan que el programador deja de aparecer como activo en el sistema (es decir, si le despiden). Los programas de evaluación, que desactivan algunas de sus funciones después de un plazo prefijado, no se consideran “bombas temporales”, puesto que en este caso el usuario ya conoce previamente la acción que va a ejecutar el programa informático.

No hay comentarios: