miércoles, 31 de agosto de 2016

Final del día, al


Según el contexto, la expresión inglesa “at the end of the day” puede tener un sentido literal (“al finalizar el día”, “al terminar el día”, “al final de la jornada”) o figurado (“después de todo”, “a fin de cuentas”, “al fin y al cabo”). Conviene, por lo tanto, prestar atención a ese contexto para no calcar esta expresión inglesa al español en su sentido literal cuando en realidad corresponda su sentido figurado.
Véase como ejemplo el siguiente extracto, tomado de un texto de D. Jesús Fernández-Villaverde (de quien ya publicamos su estupenda presentación La salida de la crisis: cómo y cuándo) en la bitácora Nada es gratis: «“Al final del día”, una reducción dramática de este nivel de intercambios puede ser más perjudicial para Alemania y sus socios que para el Reino Unido». Es evidente que otras expresiones como “en definitiva” o “al fin y al cabo” habrían sido más correctas idiomáticamente, puesto que la frase no se refiere a que dicha reducción de intercambios esté teniendo lugar “en las últimas horas de la tarde o de la noche”.
Como profesor universitario en la Universidad de Pensilvania, es natural que se produzcan fenómenos de alternancia de código entre la lengua materna y la de trabajo, de tal modo que se adquiera una tendencia a este tipo de calcos. No obstante, la importante presencia que ha adquirido “NeG” en los últimos años podría justificar la participación de algún corrector que mejorara este tipo de aspectos lingüísticos, quizás el pie de donde más cojea esta interesante publicación.

No hay comentarios: