jueves, 21 de julio de 2016

Doctor shopping (/ˈdɒktəˈʃɒpɪŋ/)


Expresión inglesa acuñada por Philip Woollcott Jr. en 1982 que podría traducirse por “ir de médicos” (por analogía con “ir de compras”). Designa la práctica de visitar a varios médicos, bien para conseguir más recetas de las permitidas para algún tipo de fármaco (analgésicos potentes…), bien como peregrinaje hasta encontrar la opinión médica que se desea oír o un profesional o equipo del agrado del paciente.
Es una práctica común entre drogadictos, traficantes de drogas, hipocondriacos en pos de un diagnóstico que confirme los temores de su grave enfermedad, o pacientes facticios (trastorno que se caracteriza por la aparición de síntomas producidos deliberadamente por el propio paciente con la intención de recibir atención médica y asumir un papel de enfermo).
En el ámbito de la pediatría, en el que son los progenitores quienes llevan de médicos a sus hijos, hay que diferenciar entre “doctor shopping” (en el que los padres muestran una actitud poco colaboradora y resistente a todo planteamiento lógico, por genuina convicción de la existencia de la enfermedad de sus hijos, pero sin simulación ni provocación de enfermedad) y el denominado síndrome de Münchausen por poderes (SMP), descrito por Roy Meadow en 1977. Es una variante del maltrato infantil (con una mortalidad del 10 al 20 %) que consiste en provocar o inventar síntomas en los niños que induzcan a someterlos a exploraciones, tratamientos e ingresos hospitalarios innecesarios, ya sea por medio de la falsificación de muestras (por ejemplo, añadiendo sangre menstrual a la orina del niño), ya sea provocando sintomatologías (inyectando heces por vía subcutánea; forzando la ingesta en exceso de agua —hasta producir intoxicación hídrica con hiponatremia—, sal común —puede llegar a ser mortal—, zumo de manzana —hasta producir diarrea—, pimienta —como castigo, provocando oclusión de laringe, tráquea y bronquios—; e incluso caídas “accidentales” con roturas óseas —está verificado que el 30 % de las fracturas de cráneo y extremidades en niños menores de tres años son provocadas—). En el 95 % de los casos, estos síntomas están provocados por la madre, un 80 % de éstas con profesiones relacionadas con la salud, víctimas a su vez de SMP en su infancia o pacientes de tratamiento psiquiátrico previo (el 60 % con antecedentes de intento de suicidio).

No hay comentarios: