miércoles, 19 de noviembre de 2014

Cuero de patente


Zafio calco del inglés “patent leather” /ˈpeɪtəntˈleðəʳ/ (“charol”, “cuero barnizado”), omnipresente en varias páginas de venta a distancia de productos fabricados en China, nación famosa por el cuidado y el mimo que ponen tanto en sus procesos productivos como en las traducciones.
No obstante, sí que se trata de un tipo de cuero específico, inventado en Bruselas pero patentado en Inglaterra a finales del siglo XVIII, caracterizado por la aplicación en su preparación de una composición química similar al esmalte de uñas que le otorga brillo e impermeabilidad. Unos años más tarde, el inventor Seth Boyden de Newark, Nueva Jersey, emprendió su fabricación comercial en los EE. UU. utilizando un aceite de linaza basado en una capa de laca.

No hay comentarios: