miércoles, 28 de mayo de 2014

“La alma mater”, no “el alma mater”



“La alma mater” —en femenino, sin tilde y en cursiva—, no “el alma mater”, es la forma adecuada de escribir esta locución latina.
La norma de cambiar “la” por “el” ante palabras femeninas que comienzan con a tónica sólo afecta a sustantivos (“el alma contenta”, “el aula espaciosa”), pero en esta locución latina “alma” es un adjetivo que significa ‘que alimenta’, tal como indican los diccionarios de latín.
Sin embargo, en los medios de comunicación es frecuente encontrar oraciones en las que la locución se emplea con el artículo masculino: «Héctor Voglino fue durante muchos años “el alma máter” de ese cine» o «Con la perspectiva que dan tres décadas en la industria, Custo Dalmau, “el alma máter” de la firma Custo Barcelona, tiene muy claro que…».
En estos ejemplos, lo apropiado habría sido utilizar el artículo “la” en redonda y la locución latina “alma mater” sin tilde y en cursiva, de acuerdo con las normas al respecto de la Ortografía de la lengua española: «… la alma mater de ese cine» y «… la alma mater de la firma Custo Barcelona…».
Cabe además señalar que, aunque el Diccionario panhispánico de dudas circunscribe el significado de esta locución a su sentido etimológico de ‘madre nutricia’ —metáfora de la universidad— y desaconseja explícitamente emplear alma mater para referirse a la ‘persona que da vida o impulso a algo’, acepción más habitual en periodismo, este sentido sí se recoge en los principales diccionarios de uso.
No obstante, con este significado se recomienda sustituir la alma mater simplemente por el sustantivo “alma” (y entonces sí irá precedido del artículo “el”): «Héctor Voglino fue durante muchos años “el alma” de ese cine» y «Con la perspectiva que dan tres décadas en la industria, Custo Dalmau, “el alma” de la firma Custo Barcelona, tiene muy claro que…».

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola:

Como filóloga, sigo tu blog porque siempre me informa de curiosidades que a veces no conozco. Gracias por ello.

En cuanto a esta entrada, he comprobado que el DPD recoge esta expresión latina con tilde (creo recordar que la última revisión que se hizo de la ortografía decía que las palabras latinas se acentuaran según las normas del español): http://lema.rae.es/dpd/?key=alma+mater

Un saludo.

El último que apague la luz dijo...

Hola:

Muchas gracias por tu comentario y por ser seguidora.

He estado consultando la Nueva Ortografía de la Lengua Española y dice lo siguiente:

Latinismos: son las voces tomadas del latín en un momento histórico posterior a los orígenes del español, es decir, las palabras que entraron desde la Edad Media en adelante.
También hay que distinguir entre latinismos crudos (no adaptados) y latinismos adaptados.
- Los latinismos crudos se escriben con su grafía originaria, sin tilde (que no existe en latín) y en cursiva o entre comillas: “El grupo formado por gramática, retórica y lógica se conocía como trivium, mientras que la aritmética, la geometría, la astronomía y la música formaban el
quadrivium”.
- La mayor parte de los latinismos se han adaptado al español y siguen las reglas generales: campus, currículum, déficit, hábitat, referéndum, superávit, etc.
- Algunos latinismos adaptados han creado variantes: auditórium y auditorio, currículum y currículo, eucaliptus y eucalipto…
- Existe un grupo de latinismos a medio adaptar, como quórum y súmmum, para los que se recomienda escribir con las grafías cuórum y sumun. No obstante, “quien desee seguir escribiendo estas voces con la grafía etimológica latina, deberá tratarlas como latinismos crudos o no adaptados y escribirlas, por tanto, en cursiva (o entre comillas) sin tilde”: quorum, summum.

Anónimo dijo...

De acuerdo, gracias por la aclaración :)

Me alegra saber que se permite usar los latinismos "como dios los trajo al mundo", que como latinista que soy, me suele resultar aberrante acentuar palabras latinas.