martes, 5 de noviembre de 2013

Nugget (/'nʌgɪt/)


Literalmente significa “pepita” o “trozo”, sobre todo en el ámbito de la minería (la de datos no, la otra): “gold nugget” = “pepita de oro”. Sin embargo, aparte del equipo de baloncesto de la NBA, el uso más común de “nugget” es para referirse a los “chicken nuggets” o “nuggets de pollo” (en castellano podrían denominarse “presas”, “trocitos”, “barritas” o “bocaditos”, aunque lo de “pollo” ya es más discutible y cae fuera del ámbito de esta bitácora). Esta exquisitez está compuesta ¡total o parcialmente! de pasta de pollo y ¡piel de pollo añadida! rebozada o empanada y después frita en aceite, a ser posible de palma o algo peor (la procedente de los cambios de aceite en los talleres de automóvil es ideal para estos menesteres). Como curiosidad, comentar que no fue McDonald’s, y tampoco su archirrival McDowell’s, quienes inventaron este manjar (perdón, delicatessen), sino un tal Robert C. Baker, profesor de tecnología de los alimentos en la Universidad Cornell, institución que recomiendo encarecidamente a mis lectores por sus grandes aportaciones a la salud.

No hay comentarios: