miércoles, 13 de noviembre de 2013

Cashback (/ˈkæʃbæk/) / Moneyback (/ˈmʌnɪbæk/)


Sinónimos de “discount” /ˈdɪskaʊnt/ (“descuento”, “devolución”, “reembolso”) que se utilizan en dos contextos diferentes:
En España lo más común es que se trate de empresas de comercio electrónico que reembolsan un porcentaje prefijado a sus clientes por cada compra que realizan, normalmente compartiendo con los usuarios las comisiones que obtienen de las tiendas que publicitan en sus páginas de internet (es decir, que la página A comparte con el cliente B la comisión que cobra de la empresa C).
Otra modalidad, bastante común en el Reino Unido, Canadá y Puerto Rico, además de otros países como México o Perú (“retiro [en efectivo]”), pero no utilizada aún en España (salvo con sistemas de pago como “Carrefour pass” o similares y algún otro caso no generalizado —gasolineras puntuales, etc.—), consiste en realizar un pago con tarjeta en un comercio por un importe superior al total de la compra y recibir esa cantidad extra en efectivo, como si utilizáramos la caja del establecimiento a modo de cajero automático. Se trata del concepto original de “cashback”, más fiel al término en sí desde el punto de vista semántico (“devolución de dinero”). En español podría denominarse “reintegro [de efectivo]” o “retirada [de efectivo]”.
Como nos explican en el estupendo Diario de un londinense (¡ojo, Ricardo, que “londinense” no lleva mayúscula!) en el caso del Reino Unido el sistema sólo funciona en supermercados y con tarjetas de crédito “autóctonas”; es decir, que no es posible realizar este tipo de transacciones con tarjetas de crédito o de otros países. El beneficio para la empresa, que no cobra ninguna comisión por este servicio, radica en que, por cada transacción con tarjeta, los bancos británicos cobran al comercio una comisión fija (no un porcentaje), con lo que por medio del “cashback” este porcentaje puede reducirse considerablemente. Además, los servicios de seguridad que se encargan de llevar el efectivo de los establecimientos a los bancos en vehículos blindados sí que cobran según la cantidad a gestionar y el número de desplazamientos realizados, por lo que al comercio le interesa deshacerse del dinero en efectivo.

No hay comentarios: