martes, 8 de octubre de 2013

Housesitting (/ˈhaʊssɪtɪŋ/)


De “house” /haʊs/ (“casa”) y “sit” (/sɪt/) en su acepción de “cuidar” como en la terminación “-sitting” (/ˈsɪtɪŋ/) de la expresión “baby-sitting” (“cuidado de niños”), se refiere a la actividad de residir en una casa con el encargo de cuidarla o vigilarla cuando sus dueños, por la razón que sea, tienen que ausentarse por un período de tiempo determinado. Suele tratarse de un acuerdo en virtud del cual el “housesitter” puede alojarse en la vivienda sin pagar un alquiler a cambio de llevar a cabo tareas de mantenimiento (piscina, césped, plantas, etc.), recoger el correo, cuidar a las mascotas y, sobre todo, mantener alojados a los amigos de lo ajeno haciendo que parezca que los dueños no se hubieran ido.

No hay comentarios: