viernes, 23 de agosto de 2013

Baby shower shower (/'beɪbɪ'ʃaʊə(r)/)


Como indica la Fundéu, las expresiones “fiesta de nacimiento” y “fiesta [de bienvenida] del bebé” para aludir a la ‘fiesta en la que se ofrecen regalos a los padres de un niño que está a punto de nacer o es recién nacido’ son preferibles al anglicismo “baby shower” o a la expresión “baby” a secas que se utiliza en México.
Al igual que muchas otras costumbres del Imperio (donde “shower” puede significar “fiesta”, a modo de de símil con una “lluvia de regalos”, incluso si se trata de un divorcio), nos hemos apresurado a importarla y a menudo las noticias de sociedad se refieren a ella por su nombre inglés, como en «La cantante colombiana anunció este miércoles su colaboración con Unicef en un “baby shower” virtual para ayudar a niños desfavorecidos».
En español, tal como indica el Diccionario de la Real Academia Española, existe la palabra “natalicio” para referirse a las fiestas que se hacen el día del nacimiento, pero en la actualidad esta voz se refiere más específicamente a los cumpleaños, por lo que es preferible decir “fiesta de nacimiento”; no obstante, si se desea precisar que se celebra antes de la llegada del bebé, como ocurre normalmente, puede hablarse de “fiesta prenatal”.
Alternativas de amplio uso en algunos países, y también válidas, son “té de canastilla” y “fiesta de pañales”.

No hay comentarios: