jueves, 11 de julio de 2013

MVP


La obsesión por copiar todo lo posible de la cultura yanqui también se extiende al deporte del baloncesto. En muchos casos se convierte en algo positivo, ya que es evidente que la NBA es la mejor liga del mundo y en muchos aspectos han de ser el modelo que el resto deberían seguir. Sin embargo, fuera del ámbito deportivo habría que estudiar caso por caso la conveniencia de imitar según qué cosas, como por ejemplo las animadoras (perdón, cheerleaders) que, metidas con calzador en nuestros estadios, se convierten en un espectáculo vergonzoso, denigrante y sexista. En lo que concierte al aspecto lingüístico, se ha importado innecesariamente la expresión “MVP” (/emvɪ:pɪ:/) para referirse, literalmente, al “jugador más valioso” (“most valuable player” /məʊst'væljʊəbəl'pleɪə(r)/), cuando en castellano disponemos de expresiones como “mejor jugador”, “jugador mejor valorado”, “jugador más destacado”, etc.

No hay comentarios: