miércoles, 17 de julio de 2013

Linier


Adaptación del inglés “linesman” /'laɪnzmən/ (lit. ‘hombre [o juez] de la línea [o demarcación]’), que se usa en España, en algunos deportes como el fútbol, para designar al “árbitro auxiliar” o “árbitro asistente” que tiene bajo su control una línea del campo.
Mientras que la denominación “juez de línea” (calco del inglés “line judge” /laɪndʒʌdʒ/) apareció en 1962, el uso de “linier” se circunscribe fundamentalmente entre los años 1943 y 1965, justamente en la época en la que la dictadura impuso un nacionalismo lingüístico que llevó a aconsejar desde las redacciones de los periódicos el uso de términos autóctonos. Como indica D. Félix Rodríguez González en su trabajo “Anglicismos en el mundo del deporte: variación lingüística y sociolingüística”, por su estructura, “linier” evocaba mejor la asociación con el concepto básico de “línea” (de hecho, por economía de lenguaje, en las transmisiones radiofónicas se puede escuchar hoy con frecuencia “el línea” en vez de “el juez de línea”).
Hoy en día, el término que se ha impuesto en el registro formal en todo el mundo hispánico sobre otras designaciones como “juez de banda” o “guardalíneas” es “juez de línea”, calcado sobre el inglés “line judge” (/laɪndʒʌdʒ/). En México se dice también “abanderado” y, en Chile, “guardalínea”.

No hay comentarios: