jueves, 4 de julio de 2013

¿”Desahucio”, “desalojo” o “lanzamiento”?



Las palabras “desahucio” y “desahuciar” son adecuadas para referirse al ‘proceso por el que se expulsa de una vivienda a su propietario si no puede hacer frente a la hipoteca’.
Aunque el diccionario académico y la mayor parte de los de uso circunscriben el significado de “desahuciar” a los casos de alquiler o arrendamiento, indicando que el término correcto para los casos de ejecución hipotecaria es “lanzamiento”, el uso mayoritario lo ha extendido a los procesos hipotecarios y su utilización puede considerarse apropiada también en ese ámbito.
Asimismo, si bien no es lo mismo “préstamo hipotecario” (‘derecho real de garantía de un préstamo’) que “hipoteca”, el uso de ésta por aquél es una extensión semántica que ya recoge la enmienda de esta voz para la vigesimotercera edición del Diccionario académico.
No obstante, en los medios de comunicación es habitual emplear indistintamente las palabras “desahucio” y “desalojo”, cuando lo conveniente sería reservar la segunda al acto mismo de expulsar a alguien de la vivienda que ocupa.
Así, en frases como «La Plataforma de Afectados por la Hipoteca convocó una concentración frente al inmueble para impedir el “desahucio” de un vecino», habría sido más preciso escribir «… para impedir el “desalojo” de un vecino».

No hay comentarios: