miércoles, 12 de junio de 2013

Mountain bike (/'maʊntɪnbaɪk/)


¿Es usted uno de esos domingueros que cada fin de semana desempolva su “bicicleta de montaña” (también “bicicleta todo terreno” —“BTT”, para los amantes de los acrónimos— o “bicicleta montañera” —Hispanoamérica—), comprada en el “Cadefú” o en el “Decatón”, para hacer el ridículo intentando practicar un poco de “ciclismo de montaña”? ¿O por, el contrario, es usted uno de esos intrépidos y aguerridos deportistas que “hace cycling” atravesando vertiginosa y temerariamente las laderas más escarpadas y los senderos más angostos a lomos de su flamante (y, a ser posible, carísima) “mountain bike” o “MTB”?
Ya para nota, veamos la infinidad de variantes que pueden presentar este tipo de bicicletas y otras similares: “BMX” (con ruedas de 20 pulgadas para circuitos con saltos, en contraposición a las 24-29 de las “BTT”), “city bike” o “híbrida” (para caminos asfaltados), “hard tail” (sin sistema de suspensión en la parte posterior), etc.
Rindo justo homenaje en la foto a mi gran amigo y antiguo lector de esta bitácora, Santiago Koothrappali.

No hay comentarios: