jueves, 16 de mayo de 2013

Mindfulness ('maɪndfʊlnɪs)


Del adjetivo “mindful” (“consciente”, “atento”, “diligente”) surge el sustantivo “mindfulness”, que podría traducirse como “consciencia”, “diligencia” o “atención”.
En algún libro de meditación budista lo he visto traducido con el archisílabo “atentividad”, pese a que la mayoría de diccionarios bilingües recogen “atención” como la mejor traducción del inglés “attentiveness” (/əˈtentɪvnɪs/), puesto que “attentive” (/əˈtentɪv/) significa “atento”, no “atentivo”.
Se trata de un término tan de moda en el mundo de la psicología que hasta se organizan cursos y talleres de todo tipo. El indispensable Instituto Mindfulness lo define como ‘capacidad intrínseca de la mente de estar presente y consciente en un momento determinado, en un momento en que cuerpo y mente se sincronizan totalmente en un instante de realidad presente’.

No hay comentarios: