lunes, 13 de mayo de 2013

Maché, papel


Del verbo francés “mâcher” /mɑʃe/ (“masticar”, “mascar”) tenemos la expresión “papier mâché”, que podría traducirse como “papel machacado” o “papel masticado” y que ha sido trasladada al español como “papel maché”. Este tipo de artesanía, consistente en crear objetos decorativos y artísticos modelando pasta de papel, se remonta a la antigüedad: se han encontrado máscaras chinas elaboradas con esta técnica que datan del siglo II a. C. La denominación “mâché” se debe a que, antes de existir molinos, la pasta se elaboraba masticando los desechos de papel.
No debe confundirse con otras técnicas similares como la “carta pesta” italiana (formar capas con trozos de papel engomados sobre una base o molde para darle la forma deseada), el “cartón piedra” (parecido al “papel maché”, pero combinado con yeso y escayola, y utilizado habitualmente para elaborar escenarios de cine y teatro) o el “decoupage” (del francés “découpage” /dekupaʒ/ —“recorte”—: papeles impresos o telas pegados sobre madera, cerámica, metales, velas, jabones, vidrios, lozas o cartón entre otros, con el objetivo de imitar la pintura a mano, utilizando técnicas de pátinas y pintura, distribuyendo los recortes y dando un acabado con barniz).

No hay comentarios: