jueves, 2 de mayo de 2013

Dejar


Son varios los casos en los que utilizar el verbo “dejar” en castellano puede suponer un anglicismo:
Cuando en las noticias escuchamos que un accidente “dejó” tal número de víctimas, que un terremoto “dejó” grandes destrozos o que un tornado “dejó” varios lesionados, se trata de un calco del verbo inglés “to leave” (/li:v/); tales siniestros lo que hacen es “provocar” muertos, “ocasionar” destrozos o, simplemente, “matar”, “destruir”, “lesionar”, etc.
Otro abuso de “dejar” es la ya archifrecuente copia del inglés “let me know”, que produce el estribillo “déjame saber”. Si alguien le “deja [consiente, permite, no impide] saber” algo a otra persona será porque antes se lo ocultaba y ahora ha decidido revelárselo. Si no, las expresiones que corresponden son “hacer saber”, “avisar”, “comunicar”, “participar” o “informar”.
También se copia del inglés “to leave” en frases como «Fulano “dejó” el país / la ciudad / el lugar del accidente». Sin embargo, si alguien decide irse de un país tranquilamente, entonces “se va”; si la salida es secreta o clandestina, “se escapa”; si el viaje es más o menos permanente, “lo abandona”; en el caso del lugar de una accidente, puede haberse “dado a la fuga” o bien simplemente “haberse ido”.

No hay comentarios: