martes, 26 de marzo de 2013

Mitin


Curiosa la capacidad de los captadores de anglicismos para convertir el significado de una palabra según les convenga. Del inglés “meeting” /'mɪ:tɪɳ/ (“reunión”, “sesión”, “cita”, “compromiso”, “encuentro”, “entrevista”, “competición”, “confluencia”, “concentración”) surge el término “mitin”, recogido por el DRAE desde 1914 con matices totalmente diferentes como ‘reunión donde el público escucha los discursos de algún personaje de relevancia política y social’ y ‘cada uno de estos discursos’; es decir, lo que en castellano llamamos “asamblea”, “discurso”, “prédica”, “conferencia”, “convención”, “conclave” o “concilio” (para lo que en inglés utilizan “rally” /'rælɪ/ o “political speech” /pə'lɪtɪkəlspɪ:tʃ/). Es decir que, paradójicamente, si queremos hablar a un angloparlante de un “mitin”, nunca debemos utilizar “meeting”, porque no nos entendería del todo bien. Como siempre, se puede llegar aún más lejos, que es lo que ocurre con el verbo “mitinear” (pronunciar un “mitin”) o el adjetivo “mitinero” (propio de un “mitin”).
También se utiliza el mismo término para referirse a competiciones deportivas “un mitin de atletismo”, lo cual tiene menos sentido aún.

No hay comentarios: