viernes, 22 de febrero de 2013

Debuguear / Debuggear


Feos calcos, típicos de la jerga informática, del verbo inglés “debug” /di:'bʌg/ (“depurar errores”, “eliminar fallos”), que a su vez deriva del sustantivo “bug” /bʌg/ (“bicho”, “insecto”, “chinche”), común en textos sobre informática, redes sociales y tecnología digital para designar a los errores introducidos en el código de un programa informático que desencadenan un resultado indeseado, y recogido en el diccionario Merriam-Webster como ‘imperfección, error, fallo, anomalía o defecto inesperados’.
El Diccionario académico define “fallo” como ‘falta o deficiencia’, “imperfección” como ‘falta de perfección’, “anomalía” como ‘defecto de forma o de funcionamiento’, “defecto” como ‘carencia o imperfección’ y “error” como ‘cosa hecha equivocadamente’, términos todos cercanos al concepto inglés de “bug”, aunque en ocasiones, de forma coloquial, también se utiliza la palabra “bicho” en lugar del anglicismo.
La detección y eliminación de errores de programación se denomina “depuración” (“debugging” /ˌdiːˈbʌgɪŋ/), y los programas que realizan dichas actividades “depuradores” (“debugger” /ˌdiːˈbʌgəʳ/).

No hay comentarios: