martes, 27 de noviembre de 2012

Futón


Aunque, como la gran mayoría de los artículos de consumo, para nosotros es como si viniera de los EE. UU. (donde lo pronuncian /'fʊ:tɒn/), en realidad tanto el término como el objeto en sí proviene de Japón (布団), cuyos ideogramas significan “tela” (“fu”) y “masa” (“ton”).
Los futones (‘colchoneta plegable de algodón que se apoya directamente sobre el suelo y sirve como asiento o como cama’) se utilizan mucho en Japón, donde el espacio es escaso, de tal modo que contar con la posibilidad de plegarlos y guardarlos durante el día permite a los japoneses maximizar sus pequeños alojamientos. En los años cuarenta, durante la II Guerra Mundial, los estadounidenses descubrieron estas colchonetas al estilo japonés, y más tarde se llevaron la idea de vuelta con ellos, junto con el término para describirla. No fue hasta los años ochenta cuando el diseñador William Brouwer les añadió un sencillo armazón de madera y su popularidad comenzó a extenderse por todo Occidente, haciendo que los fabricantes comenzaran a producirlo en masa. De hecho, en los EE. UU. los futones también se denominan “Brouwer bed” (“cama Brouwer”).

No hay comentarios: