jueves, 27 de septiembre de 2012

“Allanamiento ilegal” es redundante



Cuando los ladrones entran en una casa esos allanamientos son siempre ilegales, por lo que hablar de “allanamiento ilegal” es hacer un uso redundante.
En las noticias sobre robos en domicilios, comercios u oficinas es habitual ver escrito u oír “allanamiento ilegal”, y si el acto en sí del robo es ilegal, también lo es el de entrar en un sitio sin autorización.
En la jerga jurídica, un “allanamiento de morada” es el delito que comete quien, sin habitar en ella, entra o se mantiene en morada ajena contra la voluntad de su ocupante. Queda claro, pues, que se trata de un acto ilegal.
Sin embargo, en algunos países de América, el “allanamiento” es el ‘registro policial de un edificio’, y en ese caso se trata de un acto legal, por lo que en estos países, y solo en ellos, se podría, según el caso, calificar el “allanamiento” de legal o ilegal.
Para el resto de países hispanohablantes, siempre que se informe sobre tales acciones delictivas se recomienda usar solo la palabra “allanamiento”, ya que el contexto nos indica que no se trata de un hecho legal.

No hay comentarios: