lunes, 16 de abril de 2012

“Segar vidas”, no “sesgar vidas”

 

No es correcta la expresión “sesgar vidas” con el significado de ‘matar a alguien’; lo adecuado es “segar vidas”.
En las informaciones sobre conflictos bélicos, terrorismo o accidentes con víctimas mortales se usa impropiamente la expresión “sesgar vidas” confundiéndola con “segar vidas”: «Los accidentes de tráfico siguen “sesgando” vidas»; «Los atentados terroristas del 11M “sesgaron” 192 vidas»; «El síndrome tóxico “sesgó” las vidas de muchas personas».
El verbo “sesgar” significa ‘cortar o partir en sesgo u oblicuamente’, ‘torcer o disponer de forma inclinada’, ‘atravesar algo hacia un lado’; mientras que “segar” es ‘cortar mieses o hierba con la hoz, la guadaña o cualquier máquina a propósito’, ‘cortar de cualquier manera, y especialmente lo que sobresale o está más alto’, ‘cortar, interrumpir algo de forma violenta y brusca’.
El último de los significados de “segar” es el que se aplica correctamente como sinónimo de “asesinar” o “matar” en la expresión “segar vidas”. Además, una de las representaciones de la muerte es un espectro vestido con un hábito, encapuchado y provisto de una guadaña (herramienta de los segadores) con la que “siega” las vidas.
No son correctos, por tanto, los ejemplos citados; lo adecuado habría sido emplear el verbo “segar”.

No hay comentarios: