jueves, 9 de febrero de 2012

Precipitaciones “en forma de”


Con frecuencia se emplean estructuras rebuscadas en sustitución de palabras concretas propias de nuestra lengua, como “precipitaciones en forma de agua por lluvia”.
La construcción “precipitaciones en forma de nieve/agua” aparece a menudo en las secciones de meteorología de los medios de comunicación para referirse a las nevadas y las lluvias, como en los siguientes ejemplos: «En Ribagorza, ayer se registraron “precipitaciones en forma de nieve” por encima de los 1.500 metros de altitud» o «Las “precipitaciones en forma de lluvia” descenderán un 40 % en la mitad sur de la península al final del siglo XXI».
Aunque esta forma es correcta, usar este tipo de perífrasis en las informaciones puede dificultar la comprensión del texto o del discurso. Habría sido más correcto escribir: «En Ribagorza, ayer se registraron “nevadas” por encima de los 1.500 metros de altitud» o «Las “lluvias” descenderán un 40 % en la mitad sur de la península al final del siglo XXI».
Otros verbos y sustantivos que se podrían utilizar en las informaciones meteorológicas en lugar de esta alambicada construcción podrían ser: “nevar/nevada”, “llover/lluvia”, “granizar/granizada”, “lloviznar/llovizna”, “caer un chaparrón/chaparrón”, etcétera.
En relación con el verbo “precipitar”, no debe usarse como sustituto de “llover” o “nevar”. Tanto “nevar” como “llover” se refieren a fenómenos meteorológicos que no tienen agente y, por tanto, pertenecen a una categoría gramatical llamada “verbos impersonales”, que carecen de sujeto. El verbo “precipitar” no pertenece a esta categoría, pues con él siempre tiene que haber alguien o algo que sea la causa o el agente. Por lo tanto es incorrecto decir «Hoy “precipitará” en el norte de la región». Tampoco la lluvia es el agente, por lo que también es incorrecto decir «La lluvia “precipitará” desde primera hora de la mañana». En estos casos, lo adecuado es emplear el verbo “llover” o “nevar”, o recurrir a alguna construcción como “habrá precipitaciones” o “la nieve caerá”.
Por otra parte, conviene recordar que el verbo correcto para hablar de valores pluviométricos es “registrar”, no “recoger”.

No hay comentarios: