miércoles, 21 de diciembre de 2011

Sino y si no

 

Se confunde con frecuencia la conjunción adversativa “sino” con la condicional “si” seguida de la negación “no” (“si no”).
Así, encontramos a veces noticias con una grafía equivocada, como «”Sino” hubiera intervenido el juez, se habrían autorizado las obras», «El secretario general no fue expulsado, “si no” que dimitió» o «No solo se han visto ovnis, “si no” que además han aterrizado». Lo adecuado habría sido escribir «”Si no” hubiera intervenido el juez…», «…no fue expulsado, “sino” que dimitió» y «No solo se han visto ovnis, “sino” que además…»
“Sino” es (además de un sustantivo que significa ‘hado’, ‘destino o fuerza desconocida que actúa sobre las personas y determina el desarrollo de los acontecimientos’) una conjunción adversativa que se usa principalmente para contraponer una afirmación a algo previamente negado: «No fue expulsado [lo que se niega], “sino” que dimitió [lo que se afirma]»; unir dos enunciados en los que el segundo añade algo al primero: «No solo se han visto ovnis, “sino” que además han aterrizado [se han visto + han aterrizado.]»
“Si no”, por otra parte, es la suma de la conjunción “si”, que introduce una fórmula condicional, y el adverbio de negación “no”, y por lo tanto se escribe en dos palabras separadas: «”Si no” hubiera intervenido el juez…»
Una forma sencilla de saber cuándo debe escribirse “sino” y cuándo “si no” es ver si entre “si” y “no” puede incluirse algún elemento sin pérdida de sentido en el texto: «”Si no” hubiera intervenido el juez…» = «”Si” el juez “no” hubiera intervenido…» En caso afirmativo, se trata de “si” + “no” y debe escribirse en dos palabras.

No hay comentarios: