miércoles, 30 de noviembre de 2011

Hipster


La traducción clásica del término sería “pantalón de cintura baja”, pero eso tendría bastante poco que ver con el uso habitual de esta palabra, que quizá podríamos intentar traducir al castellano con neologismos como “modernillo”, “cultureta”, “gafapasta”, “pseudointelectual” o “intelectualoide”.
“Hipster” deriva de la palabra “hip”, la cual usaban los músicos de jazz en los años cuarenta para diferenciar a los entendidos en la emergente subcultura afroamericana. Los miembros de dicha subcultura fueron llamados “hepcats”, que luego se transformó en “hipster”. Los “hipsters” originales eran seguidores de los creadores de la bohemia, relacionados con la cultura gitana, y tenían un modo de vivir con una escala de valores diferente a la de la sociedad burguesa. Imitaban a los músicos de jazz negros en su forma de vestir, en su humor sarcástico, la jerga, la actitud relajada, la pobreza autoimpuesta y la libertad sexual. Todo ello sumado a una ideología de izquierda que causó un gran impacto en su momento. Cuando estos “hipsters” envejecieron, inventaron el entonces peyorativo “hippie” para referirse a los jóvenes que trataban de imitarlos.
El término se recuperó en los noventa para describir a jóvenes urbanos de clase media y alta con intereses alejados de las corrientes predominantes de la moda y la cultura, como la música alternativa o el cine independiente; la mayoría se autodenominan progresistas y en su indumentaria destaca la ropa sacada de tiendas de ropa usada y las características gafas de pasta.

No hay comentarios: