martes, 25 de octubre de 2011

Hamburguesa


Si nos limitamos al castellano, con esta palabra estaríamos definiendo a la persona natural de Hamburgo, o a lo perteneciente o relativo a dicha ciudad de Alemania. Sin embargo, la triste realidad es que hoy en día el número de personas que pueden situar Hamburgo (o simplemente Alemania) en un mapa es inversamente proporcional al número de parroquianos de establecimientos como McDonald’s o Burger King, donde se sirven “hamburguesas”; en este caso no se trata de señoras alemanas, sino de bocadillos (perdón, sandwiches) hechos con tortitas de carne picada semejantes a lo que antaño se conocía como “filete ruso”. Desgraciadamente, siempre se puede ir un paso más allá, con lo que ya pocos se conforman con decir “hamburguesa” (o, en su versión “Tex-Mex”, jamberga o jamborguer) para referirse tanto al filete como al bocadillo; es una palabra que suena tan española que da grima, así que hay sustituirla rápidamente por algo que suene más cool, como “burger” (/'bɜːɡə(r)/), que luego muchos pronuncian como “booger” /'buːɡə(r)/ (“moco”), contribuyendo a la confusión y chanza del personal).

No hay comentarios: