lunes, 17 de octubre de 2011

Hall (/hɔ:l/)


Aún contando con palabras sencillas y por todos conocidas como “entrada”, “vestíbulo”, “recepción”, “recibidor” o la bellísima “zaguán”, hay quien siente una irresistible atracción hacia todo lo que suene a inglés, sobre todo si está recogido en el Diccionario de la RAE.
También existe la expresión “Hall of fame” (algo así como “Salón de la fama”, aunque también me he encontrado alguna vez con el híbrido “Hall de la fama”), una especie de “local de famosos”: por ejemplo, uno de los primeros en aparecer fue el “Naismith Memorial Basketball Hall of Fame”, creado en 1959 como reconocimiento a jugadores, entrenadores, equipos o árbitros que han pasado a la historia por su contribución al mundo del baloncesto.

No hay comentarios: