jueves, 27 de octubre de 2011

Frisar / Frizar / Freezar


Adaptación al espanglish del verbo inglés “freeze” /frɪ:z/ (“helar(se)”, “congerlar(se)”, “quedarse inmóvil”, “paralizarse”, “anestesiar”), olvidándose de que este verbo ya existía en castellano (‘levantar y rizar los pelillos de algún tejido’, ‘disminuir’, ‘congeniar’, ‘acercarse’, ‘refregar’) antes de que un colectivo de indocumentados se pusiera como objetivo amargar la eternidad tanto a Shakespeare como a Cervantes.
Se trata de un palabro bastante utilizado en el campo de (perdón, a nivel de) la informática, referido a “congelar” o “detener” la configuración de un ordenador como protección contra virus u otras amenazas, aunque también se extiende a muchos otros ámbitos; así, no hace mucho pude ver en un mercado de Chicago el anuncio “pescado frisado” (es decir, “con los pelos de punta y rizados” o “disminuido”, digo yo, con lo cual me imagino que estaría en oferta), del mismo modo que también es común el uso de “frízer” (de “freezer” /'fri:zə(r)/) en lugar de “congelador”.

10 comentarios:

ojalaqueque dijo...

"antes de que un colectivo de indocumentados se pusiera como objetivo amargar la eternidad tanto a Shakespeare como a Cervantes".

Frizar se usa para los alimentos que van al freezer, se podría usar congelar pero frizar se refiere específicamente a congelar en el electrodoméstico que llamamos "freezer" que ya sé que tendrá un nombre en español y que freezer simplemente quiere decir "congelador", pero el idioma lo inventa la gente usándolo y se usa para entenderse, este tipo de cinismo no creo que le haga perder el sueño a por ejemplo un empleado de una cocina que va a poner una ensalada rusa en el freezer. Frizar es un verbo que no se puede reemplazar con otro y por eso se usa, por lo tanto no entiendo lo de "aberración". Y eso de los indocumentados... me parece bastante despectivo o directamente facho de tu parte (facho = fascista).

El último que apague la luz dijo...

Estimado Ojalaqueque:

He estado a punto de no contestar a su comentario, puesto que ya se ha respondido Vd. a sí mismo ("freeze" es congelar y "freezer" es congelador, luego no hace falta que venga nadie a inventar la pólvora).

No obstante, me ha resultado gracioso que utilice conmigo un insulto tan comodín como "fascista" para referirse a una persona a la que ni siquiera conoce. Es tan ridículo y tan manido (amén de radicalmente opuesto a mis tendencias políticas e ideológicas) que ya tenía ganas de que alguien lo utilizara algún día conmigo para "echarme unas risas". Reciba mis más sinceras felicitaciones y agradecimiento. Me ha alegrado Vd. el día y, al ser lunes, la semana entera.

A la hora de congelar algo (un cerebro, por ejemplo), tanto en inglés como en español es indiferente hacerlo fuera o dentro de un congelador: simplemente se utiliza el mismo verbo.

El último que apague la luz dijo...

Estimado Omar:

Le recomiendo la lectura de esta entrada del Diccionario panhispánico de dudas:

sino. 1. Como sustantivo masculino, ‘fatalidad o destino’: «¿Qué extraño sino me encadenó a él?» (Gallegos Pasado [C. Rica 1993]).
2. Como conjunción adversativa, presenta los valores siguientes:

2.1. Se usa para contraponer un concepto afirmativo a otro negativo expresado antes: «No me refiero al trabajo, sino a tu vida misma» (Cortázar Reunión [Arg. 1983]). Cuando lo que se contrapone son oraciones con el verbo en forma personal, sino debe ir seguido de que: «Prada no compraba la droga, sino que la vendía» (Madrid Flores [Esp. 1989]).

2.2. Toma en ocasiones el valor de excepto: «Sabes que no quiero a nadie sino a ti» (Regás Azul [Esp. 1994]).

2.3. En correlación con no solo, denota adición de otro u otros miembros a la cláusula. Con frecuencia suele acompañarse del adverbio también: «La mujer del César no solo debe ser honesta, sino parecerlo» (Siglo [Pan.] 9.5.97); «Le parecía que estaba enloqueciendo, no solo de miedo, sino también de aburrimiento» (RRosa Sebastián [Guat. 1994]). No debe usarse en su lugar la locución conjuntiva si que (→ si, 1.11).

2.4. También puede tener un valor cercano a más que, otra cosa que: «Buril no quería sino retornar a la sede de su dignidad y poder en la corte» (RBastos Vigilia [Par. 1992]).

3. No debe confundirse la conjunción adversativa sino antes descrita con si no, secuencia formada por la conjunción si (→ si) seguida del adverbio de negación no (→ no): «¿Y quién se lo dirá, si no lo hace usted?» (Mundo [Esp.] 20.2.95); «Tu actitud conmigo es bastante rara, si no insultante: me tratas como a un niño» (Donoso Elefantes [Chile 1995]); «No sé si no es mejor que fracase este encuentro» (Plaza Cerrazón [Ur. 1980]). El segundo elemento de la secuencia —la negación no— es tónico, frente a la atonicidad de la conjunción adversativa sino.

Anónimo dijo...

"Frizar es un verbo que no se puede reemplazar con otro"

Sí se puede reemplazar por otro: "Congelar".

gabriel cortez dijo...

Hola, ¿como se escribe, en tiempo pasado, "frizé" la torta en el freezer? El verbo frizar en tiempo pasado me está condenando. Gracias

El último que apague la luz dijo...

Hola, Gabriel:

Su frase en pasado quedaría de la siguiente manera: «Congelé la torta en el congelador».

Si desea consultar la conjugación del verbo «frisar» (http://dle.rae.es/?id=IV2O3Tr|IV2o8vk), puede hacerlo en el siguiente enlace: http://dle.rae.es/?id=IV2o8vk

Natanael Arrejín dijo...

Pero congelador y freezer son dos electrodomésticos diferentes. La carne, por ejemplo, no se puede guardar en el congelador, sino en el freezer. Hay heladeras (las más viejas) que vienen con congelador y la nuevas traen freezer. El congelador tiene una temperatura de 0 °C mientras que el freezer desciende a -15 °C o más. Entonces no se puede usar la palabra congelador para decir que metiste algo en el freezer porque estarías dando una falsa indicación.

El último que apague la luz dijo...

http://www.wordreference.com/es/translation.asp?tranword=freezer (por ejemplo).

Natanael Arrejín dijo...

Me parece que incidís en un error, y es el de tratar la lengua como una nomenclatura cuando desde los inicios de la lingüística se ha advertido en contra de eso. Como te decía en el comentario anterior, hay cuestiones prácticas que tienen que ver al día a día. Un freezer y un congelador son dos artefactos diferentes. En todo caso el idioma tendrá que inventar una palabra en español que se diferencie de "congelador" ya que más allá de su mero significado literal, no significa el artefacto que congela por debajo de los 15° C. Ese artefacto, por el momento, se llama freezer o frízer dependiendo de los giros que desee hacer el pueblo (que es el verdadero dueño de la lengua y no la RAE ni mucho menos WordForum que, todo bien, pero lo que digan me tiene sin cuidado).
En cuanto a llamar aberración a un hecho del lenguaje como un giro lingüístico me parece una aberración en sí, dado que nuestro idioma no nació del aire y tenemos influencias y palabras derivadas directamente del árabe, el alemán, el francés, ni hablar del latín o el griego y últimamente del inglés. Oponerse a rajatabla como un loco a la evolución natural de una lengua es un desgaste de energía sinsentido. Mejor sería, en vez de "corregir" hechos incorregibles, dedicarse a la observación y análisis de la diacronía de los signos sin juicios que no vienen al caso. Tal es mi parecer.

El último que apague la luz dijo...

Hace pocos meses me compré un «congelador». Como es de una marca internacional, tiene una pegatina que reza «freezer» (insisto, la traducción al inglés de «congelador»), «congélateur», «congelatore», «congelador» (en portugués), etc. Dicho electrodoméstico me permite elegir una temperatura de entre 0 °C y –24 °C, así que siguiendo sus enseñanzas salgo raudo y veloz al establecimiento donde me lo vendieron para poner una reclamación por atentar contra la sacrosanta evolución de la lengua y por atreverse a cometer la osadía de fabricar un aparato que permite regular la temperatura de «congelación» («freezing» en inglés), en lugar de comercializar 15 o 24 modelos diferentes según la temperatura a la que cada uno desee.

El concepto del lenguaje como entidad viva ha quedado más que superado. Viene de principios del siglo XIX cuando, por influencia del darwinismo, se instauró la aplicación del Método Científico en general a todas las disciplinas, incluso a las Humanidades. En el campo de la Filología se popularizaron los árboles filogenéticos de los idiomas y la idea de que las lenguas son un ser vivo que nace, crece y se desarrolla, origen del anacrónico concepto de la existencia de unas lenguas “vivas” y otras “muertas”. Las lenguas no son entes vivos que se adaptan a sus épocas, sus entornos y menos aún a sus hablantes, sino que, muy al contrario, son los hablantes quienes modifican, manipulan y adaptan sus lenguas a través de la incultura y la institucionalización del error (como, por ejemplo, cambiarle el nombre a un diccionario, de “WordReference” a “WordForum”, incluso teniendo el nombre disponible para su consulta en la pantalla; o contradecirse en el mismo párrafo al afirmar que «[…] “el idioma” tendrá que inventar [sic] una palabra […]» y que «[…] “el pueblo” es el verdadero dueño de la lengua […]»).

Como usted bien recomienda, yo no “corrijo”, sino que “observo” y “analizo”, y cuando encuentro incongruencias como esta escribo sobre ellas haciendo lo posible para que se entienda por qué opino (subrayo: “opino”) que son innecesarias y que no suponen ningún tipo de evolución, sino más bien involución y deformación arbitraria y caprichosa.