jueves, 24 de marzo de 2011

Box (/bɒks/)


De entre los varios significados de esta palabra en inglés (“caja”, “cajón”, “casilla”, “recuadro”, “estrado”, “palco”, “estuche”, “área”, “cabina”, etc.) hay unos cuantos que se han adoptado en castellano para utilizar este neologismo, bien como sustitutos de palabras ya existentes en castellano (en una cuadra o hipódromo, “caseta” o “compartimento” individual dotado de servicios para los caballos; en un hospital, “compartimento” que se reserva a los enfermos ingresados en urgencias o que necesitan estar aislados; en diversos establecimientos, “compartimento”, “cabina”, “apartado” o “reservado” para ofrecer atención individualizada; “apartado” o “casilla” postal o de correos) o para definir conceptos nuevos (‘en un circuito de competición, zona destinada a la asistencia técnica de los vehículos que participan en una carrera’: parece que las palabras “taller” o “garaje” no recogen todas las connotaciones necesarias).

2 comentarios:

"S" de Santi dijo...

que no es por éso, no es que no tenga las connotaciones necesarias, es que no es nada "cool" ni "fashion" Osea: ¿No ves que taller suena a Aurgi y "boxes" suena a Ferrari?

El último que apague la luz dijo...

'Satamente, je, je.