jueves, 20 de enero de 2011

Fee (/fi:/)


No es un “falso amigo” porque no hay ninguna palabra española que se le parezca, pero los connaisseurs del lenguaje corporativo han conseguido un efecto parecido. Disconformes con la simpleza de “tarifa”, “cargo de emisión” o “gasto de gestión” (“service fee”), ni cortos ni perezosos (bueno, perezosos sí) la sustituyeron por la estupenda “fee”, sin ni siquiera molestarse en consultar el diccionario para darse cuenta de que realmente quiere decir “honorarios”, “emolumentos”, “cuota”, “entrada” o “matrícula”. Si es usted un amante del espanglish y quiere quedar bien evitando a toda costa las expresiones patrias, le recomiendo otras alternativas más acordes como “rate” /reɪt/, “fare” /feə(r)/ o “tariff” /'tærɪf/ (aunque claro, esta última se parece demasiado a “tarifa”).

No hay comentarios: