miércoles, 12 de enero de 2011

Day trader (/deɪ'treɪdə(r)/)


Se trata de un inversor en bolsa que compra y vende instrumentos financieros en el transcurso de un día o sesión, de tal manera que, al cierre del mercado, no se queda con ningún valor en sus manos. En castellano he oído referirse a esta actividad como “operador en el día” (del mismo modo, “day trading” sería la traducción de “operaciones intradía”).
También existe la expresión “trading floor” para designar al ‘recinto donde se celebran las sesiones bursátiles’ (parqué en la jerga de la bolsa en español).
“Trader”, en economía, es la ‘persona que se dedica profesionalmente a hacer de intermediario entre los productores y las industrias’. Su uso es innecesario y puede sustituirse por “agente comercial” o, en el contexto del (perdón, a nivel del) mundo financiero, “operador financiero” (“registered trader”), “agente de bolsa” (“floor trader”) e incluso “agente vendedor/comprador en los mercados de futuros”.
¿Qué inconveniente hay para llamarlos así y evitar el nombre inglés? Quizás valga la excusa de siempre, es decir, que en inglés es más corto. Eso es obvio, pero también lo es que, aunque sea más corto, para la gran mayoría de hispanohablantes “trader” es mucho más difícil de entender que “operador financiero”.

No hay comentarios: